Senderismo

Rustas de senderismo Fermoselle


  • Ruta 1 Sendero de las Fuentes

Fuente romana

INICIO: Avda. General Franco • DURACION: 1 hora.
DIFICULTAD: Baja • VISTAS: Fuentes tradicionales, huertos, Ermita de San Albin,...

  Las fuentes han estado integradas desde tiempos ancestrales en la vida de nuestros antepasados. Por tanto, son un testimonio vivo del modo de vida y costumbres.
  Aunque es más numerosa la representación de las fuentes existentes, el recorrido elegido consta de cuatro. Son fuentes, en general, de hermosa cantería, con bóveda de cañón y escalera cuyos peldaños desaparecen tras el agua cristalina.
  El camino nos irá descubriendo las fuentes conocidas como «La Noria», «María Abril», «Valle las Huertas» y «El Palomar», esta última de estructura más simple indicativa de su antigüedad.
  En el trayecto, ocultos algunos entre olivos, encontramos los tradicionales huertos. Los más típicos todavía conservan su distribución característica, con el pozo suministrador del agua y el cigüeñal empleado para extraerla.
  Otro atractivo de esta ruta se encuentra en realizar parte del recorrido por el que transcurrían los encierros taurinos en las fiestas veraniegas en honor a San Agustín. Trayecto que nos conducirá, pasando por la Ermita de San Albin, hasta las fuentes de «Valle Las Huertas» y «El Palomar».

  • Ruta 2 Camino de los Molinos
vista des de la ronda

INICIO: C/ Tenerías • DURACIÓN: I hora.
DIFICULTAD: Media • VISTAS: Culth os de ta cana, paisajísticas, geológicas («La Cara» y Arribes). Flora y fauna característica.

La Ruta transcurre por el camino de los molinos, denominado así por la existencia de estas construcciones, hoy derruidas, a lo largo del arroyo que discurre en paralelo a la senda durante el primer tramo.
El senderista accede, inicialmente, a través de una vía sinuosa. Vía que de un modo descendente nos llevará hasta una zona donde el sendero pierde su continuidad natural, ganada en gran parte por la vegetación de monte bajo que se ha desarrollado.
Antes, el recorrido nos sorprende con formaciones vegetales interesantes como la hiedra, abundante en la primera parte de la ruta, y los helechos de las zonas umbrías.
Asimismo, en el descenso queda también constancia del método ancestral de cultivo de la zona, representado ralas bancales como soporte para los olivos y las viñas que salpican el descenso.
Otra particularidad a destacar, cuando ha transcurrido aproximadamente un tercio del camino, es la roca conocida como «La Cara», labrada por los agentes geológicos a semejanza del perfil de una cara, emulando solitariamente a las cabezas de la Isla de Pascua.
Aunque son múltiples los motivos para realizar la ruta, quizá el más impresionante para el recién llegado sea la visión del Duero, encajado en su cuenca. Las vertiginosas vistas queso pueden encontrar a lo largo de su recorrido dan muestra del tiempo transcurrido para modelar tal paisaje y ofrecen un lugar idóneo para recrear la vista y llevarse un recuerdo fotográfico inmejorable. El resto de detalles destacables, que son muchos, quedan a juicio del senderista.

  • Ruta 3 Camino del Penado
mirador de los vigilantes de la frontera 

INICIO: C/ Portilla • DURACION: Variable según tramo.
DIFICULTAD: De baja a alta • VISTAS: Visión general de la Villa, bancales y cultivos típicos (vid y olivo), Ermita de Sta. Crac, Casita de los Carabineros,...

La calle que da inicio a la ruta se precipita en un conthum descenso. A lo lejos se contempla el País vecino, Portugal, como un espejo reflejando las laderas al otro lado del Duero.
Los paredones, cuyas piedras se encuentran ocultas tras la vegetación que las ha ido tapizando, nos trasladan rápidamente al entorno natural que nos rodea.
Pronto un cartel nos indica las dos bifurcaciones que podemos seguir: El «Camino del Ordial» o e] «Camino del Penao».
    1. Por el Camino del Ordial, accederemos hasta el Duero si legamosa su término. A medida 
 que descendemos el camino se va estrechando hasta quedarse reducido a un simple sendero apodera- 
 do en su mayor parte por una gran variedad de vegetación.
    A mitad del recorrido nos encontramos un arroyo, cuyas aguas cristalinas cruzan el camino para precipitarse como una pequeña cascada entre rocas graníticas erosionadas por el continuo fluir del agua. El resto del descenso hasta el río es una lucha sucesiva contra la vegetación que trata de hacer desaparecer definitivamente el sendero para dar cobijo a jabalíes y otros animales salvajes.
    2. El Camino del Penao, de menor dificultad, nos muestra tras superar «La Fuente del Penao» una interesante vista panorámica del pueblo, desde donde se pueden observar fácilmente las estructuras arquitectónicas más destacables de la Villa.
    La siguiente parada inevitable corresponde a la Ermita de Sta. Cruz,, pequeño santuario que congrega en romería a los fermosellanos una vez al año.
    Y para finalizar, nos adentramos por el camino de las escaleras donde aún se puede observar el esmero en el cuidado de las viñas, antes de llegar a la Casita de Los Carabineros, lugar de vigilancia del contrabando que se hacía desde Portugal no mucho tiempo atras.
    También es destacable el Balcón al Duero que se abre desde este punto privilegiado, dominando bajo la vista un amplio recorrido del do.

  • Ruta 4 Buraco del Diablo
vistas de desde cordero

INICIO: Carretera Salamanca (C-525) • DURACION: 3 horas a pie.
DIFICULTAD: Alta en el tramo final • VISTAS: Arribes del Tormes, cascada, cueva del «Buraco del Diablo»,...
                   
La carretera C-525, con dirección a Salamanca, da inicio a un camino a la salida de la Villa que nos conducirá hasta uno de los lugares más emblemáticos de la zona: «El Buraco del Diablo».
Unido a los frecuentes cultivos a ambos lados del camino, podemos encontrar las famosas chozas o casitas campestres, construidas con piedras de granito que hoy en día se emplean como refugio contra la meteorología adversa.
Siguiendo las balizas indicadoras llegaremos hasta la bifurcación, cuyos caminos nos conducirán a la cueva y a la cascada respectivamente. El «Buraco del Diablo» situado en la zona denominada «Cordero», pertenece al paisaje de los Arribes del Tormes. Es una gruta abierta entre formaciones graníticas, de dificil acceso hasta su entrada inicial. 
Consta de tres niveles, cada uno más profundo que el anterior, aunque ahí no concluye la cueva. Dentro vive una población, cada vez más escasa de murciélagos.
Dice la leyenda que existía un túnel que unía dicho habitáculo por debajo del Tormes con tierras salmantinas.
En cuanto a la cascada, como su nombre indica, corresponde al final del curso de un riachuelo que se precipita al vacío desde una altura considerable. Sin duda, la época idónea para observarla corresponde a aquella en que se producen mayores precipitaciones.

  • Ruta 5 Embalse de Almendra
presa de almendra desde el chorro

INICIO: Camino de la LLana • DURACION: 2 horas. 
DIFICULTAD: Media • VISTAS: Cultivos de vid, casitas de viña. Embalse de Almendra.

Se inicia en el camino conocido como «La Llana» en la parte a. de la Villa. Debido a su extensión y características se ha señalizado para realizarla en bici de montaña, sin descartar otras posibilidades como el trayecto a pie.
Una vez iniciado el recorrido, el primer punto destacable es la fuente conocida como «El Chinal, así como la impresión de que nos alejamos continuamente del paisaje típico de los Arribes para adentrarnos en la penillanura. Entre viñedos, y observando al fondo tierras salmantinas, las subid. y bajad. del camino van probando la destreza del ciclista.
Antes de llegar a la visión del embalse de almendra, habremos dejado atras un pequeño pinar, representación de lo que debió ser una extensión mayor en el pasado, y algunas zonas que invitan a poner pie a tierra y descansar contemplando lugares que han variado muy poco con el paso de los años.
Finalizando el trayecto se presenta ante nosotros la gran masa de agua del embalse, lugar idóneo para práctica de deportes acuáticos y pesca.

  • Ruta 6 La Cicutina

INICIO: Ctra. Salamanca (C-S25) • DURACION: I hora a pie - 1.1. en coche. 
DIFICULTAD: Baja • VISTAS: Fuente de San Lorenzo, Cruz. de San Lorenzo. Paisaje del Tormes. Zona de Baño....

La carretera C-52.5 a Salamanca, nos conducirá hacia el primer pinito de parada, conocido como la «Fuente de San Lorenzo», oculta bajo la carretera y visible únicamente gracias a un pequeño canal de agua que vierte al exterior. A pocos metros de la fuente, nos hallaremos ante una Cruz de hierro levantada sobre una base de granito, cruz reivindica la historia de D. Manuel Gonzalo., médico de mi pueblo salamantino cercano, que tenía noria en Fermoselle. Las visitas a caballo de D. Manuel todos los sábados, concluían los domingos por la noche cuando regresaba a su pueblo, Villarino. Más una riña con los mozos del pueblo, fué interceptado cuando regresaba y cosido a puñaladas. Meses más tarde aparecio la cruz, en el lugar del crimen, presentando grabadas tantas marcas como puñaladas supuesta mente recibió la victima. Además, una inscripción reza: «Aquí fué asesinado Don Manuel González, cirujano, por mano de tradores - 18 TBRE 1848».
               Continuando el camino observaremos como el orégano, el tomillo, enebros y una larga lista de especies cubren el descenso hada el Tormes.
               Una vez en la cicutina podremos disfrutar de una pequeña playa adecuada para el baño, así como un merendero y numerosos  lugares para disfrutar de un hermoso día de campo junto al Tormes.

  • Ruta 7 Las dos aguas
las dos aguas 

INICIO: Ctra. a Portugal (Za-323) • DURACION: 15 m. en coche.
DIFICULTAD: Baja • VISTAS: Ermita de Sta. Cruz, Cachon de Peilavela, Las dos Agua,...
                                                           
Candnando hacia el Oeste, a través de la carretera que nos llevará a la frontera con Portugal, encontraremos el lugar conocido como «Las dos Aguas, así denominado por ser el punto de unión del Tormes el Duero, justo por debajo del embalse Portugal de Bemposta. El paisaje, de enorme riqueza ecológica nos regala un «Bosque Galería» donde predominan alisos, fresnos y chopos, junto a ruinas de molinos que en otro tiempo se sirvieron de estas aguas.

Las laderas, iluminadas por los rayos del sol, permiten contemplar los almendros, cornicabras y escobas que ofrecen una visión espléndida en su época de floración.
Existen diversas pistas y caminos para acceder desde el embalse hasta el lugar en que el Duero recoge 1as aguas del Tormes.
A pesar de lo espectacular de este tramo de la ruta, no se debe pasar por alto una serie de lugares que proporciona el trayecto desde su inicio en la Villa. Así, apenas hernias abandonado la población y sobrepasado el cementerio, un camino a la derecha nos conducirá a la Ermita de Sta Cruz, hermoso balcón al Duero.
No menos impresionante y de parada obligatoria, es el lugar conocido como «El Cachón de Peñavela», falla situada a unos 300 m. de la carretera, desde donde se observa una enorme caída verticál hacia el Duero. Incluso si las lluvias han sido abundantes podrá contemplarse una cascada que se pierde entre la enorme cantidad de maleza.